Vayamos al grano.

Tú estarás deseando oír esta perla de oriente.

Nosotras estamos deseando que la oigas y que la disfrutes cual cocido con enjundia en un día de lluvia de invierno.

Así que, sin más dilatación, aquí la tienes.