¿Por qué decimos que somos un grupo de comadres?

Porque la escuela de Biodanza de Málaga MALAC, la estamos co-creando juntas.

Pero es que para co-crear, antes hemos tenido que co-parir y, aunque esto parezca raro, también lo hemos hecho.

Todo empezó con un duelo. Como lo lees.

La primera escuela de biodanza de Málaga inició en el año 2008. Era la escuela Al-Ándalus dirigida por su capitán Tuco Nogales. Fue la primera escuela de biodanza en toda Andalucía.

Las comadres de MALAC fuimos de las primeras en formarnos en Al-Ándalus. Pero no sólo eso, sino que muchas de las comadres formamos parte de los primeros grupo de biodanza semanales que hubo en la ciudad.

Como ves, las comadres estamos en la base de la base de la base de la biodanza en Málaga.

Después de 4 ciclos de formación y 15 años de trayectoria, la escuela Al-Ándalus se trasladó a Almería. Este es el momento del duelo.

Málaga, después de ser pionera en la biodanza en Andalucía, se quedaba sin escuela. Muchas de las que allí vivíamos en ese momento sentimos un vacío grande.

De ese vacío surgió un deseo.

Podríamos decir que era un sueño, pero más que un sueño era un deseo: montar nuestra propia escuela.

En ese momento algunas de las que nos formamos en esos primeros ciclos éramos profesoras didactas con experiencia suficiente como para ser directoras de escuela.

La candidata a ser comadre directora era indiscutible y unánime: Mayte López Carrillo.

Mayte es no sólo de las pioneras en practicar y en facilitar biodanza en Málaga, sino de las personas que más implicadas han estado en el movimiento de biodanza en la ciudad de Málaga durante los últimos 16 años.

Siendo ella la comadre directora, el resto vino rodado porque lo más importante para nosotras ya estaba hecho: el vínculo. Sin el vínculo que tenemos entre nosotras, esta escuela y este proyecto no tendría sentido.

Así que sí, somos un grupo de comadres que co-creamos, co-parimos y co-criamos juntas. Entre nosotras tenemos a distintas comadres y entre ellas, nuestra comadre directora que es la que es la que nos reúne a todas.

Aquí te dejamos unos destellos de todas las que conformamos la red de MALAC

Original de Morón, vive y trabaja en Valencia. Es artista multidisciplinar y profesora didacta. Colabora con escuelas de España e Italia. Es pionera en la creación y organización de los festivales de Biodanza y creadora de escapadas de biodanza creativas.

Gallega afincada en Alicante. Es farmacéutica y profesora didacta experta en aspectos fisiológicos. Su monografía sobre «Coherencia cardíaca» es de las primeras en declarar la importancia de las cosas del corazón frente a las de la razón. Vuelca su formación científica al servicio de la Biodanza.

Oriunda de Málaga, formada en la escuela Modelo de Santiago de Chile. Es médica, terapeuta y escritora referente en la aplicación de biodanza para trabajar con el eneagrama y con el sistema de chakras. Facilita en Málaga desde el año 2011.

Referencia imprescindible de la comunidad bonaerense biodanceira en Málaga, tiene grupo regular en Nerja desde el año 2011. Fue la primera persona en facilitar biodanza de la costa del sol oriental, donde continúa haciéndolo después de 13 años.

Comadre directora de Malac. Cordobesa afincada en Málaga y licenciada en derecho. Junto Roberta Forti, fueron las primeras facilitadoras que formadas en Málaga con grupo semanal. Su monografía sobre «arquetipas» es de necesaria consulta para hacer un trabajo en arquetipos femeninos serio y fundamentado. Facilita desde el año 2011 y biodanza desde el año

Italiana de origen residente en Marbella, es otra pionera de la biodanza en la Costa de Sol, en este caso occidental. Facilita ininterrumpidamente en Benalmádena desde el año 2011. Su monografía «Parir danzando» es de referencia para muchas que salieron después sobre la maternidad y biodanza.

Oriunda Malac-eña, es famosa por ser la impulsora de biodanza en el ámbito de la salud mental en Andalucía por su trabajo en FAISEM. Gracias a su trabajo en Málaga, FAISEM ha incorporado biodanza en otras provincias de Andalucía.

Oriunda Malac-eña, es referencia dentro de la biodanza en Málaga por tener, junto con Rosa Márquez, los grupos semanales más numerosos de la historia de la biodanza en Málaga. Además ha sido parte fundamental en la organización de los festivales de la ciudad desde sus inicios.

Oriunda Malac-eña afincada en Granada, es profesora didacta de biodanza pionera en biodanza para grupos de mujeres. Su monografía «Las 4 caras de la luna» ha dado la vuelta al mundo como fuente de inspiración y referencia para los estudios de biodanza entre mujeres.

Podríamos seguir, pero no es plan de soltar aquí nuestras obras y milagros. A quien bien entiende, pocas palabras bastan.